LLEGA PRONTO... ¡ESPÉRELA!
CARTA ABIERTA
REAL ACADEMIA
UNIVERSIDADES
NOTA
DE PRENSA
HISTORIADORES
SOBRE
HISPANIOLA
SENADO DE LA
REPUBLICA
COMUNICADO
REFORMA
CONSTITUCIONAL
ESCRITORES
COMUNICADO ESPECIAL

CAMPAÑA
“QUISQUEYA ES EL VERDADERO NOMBRE DE UNA REPÚBLICA DOMINICANA”

DIRIGIDO:

AL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL, DR. LEONEL FERNANDEZ REYNA
AL VICEPRESIDENTE, DR. RAFAEL ALBURQUERQUE
A LOS MIEMBROS DEL CONGRESO NACIONAL
A LA JUNTA CENTRAL ELECTORAL
A LA SECRETARIA DE RELACIONES EXTERIORES
A TODAS LAS INSTITUCIONES POLITICAS, SOCIALES Y RELIGIOSAS
A TODOS LOS QUISQUEYANOS Y AL MUNDO

CONSIDERANDO:
PRIMERO:
Que nuestro país no tiene nombre propio y exclusivo;

SEGUNDO:
Que “República Dominicana” es la denominación del estado “libre e independiente de toda potencia extranjera”, como lo plasmó Juan Pablo Duarte en el juramento al fundar la Sociedad Secreta “La Trinitaria”, queriendo significar que nuestra república ocupa parte de la Isla de Santo Domingo, negando que la misma se llamase Isla de Haiti.

TERCERO:
Que somos dominicanos desde antes de ser nación, por disposición de Cédula Real de la Corona de España en 1621 para los nacidos en la isla de Santo Domingo y no hemos tenido tiempo para darnos nombre propio.  Dejamos de ser dominicanos y debimos adquirir una nueva identidad nacional a partir del 27 de febrero de 1844.

CUARTO:
Que “Dominicano” o “Dominicana” es una palabra compuesta proveniente del latín “Dominus” y “can”, utilizada para nombrar a los predicadores, misioneros y monjas de la Orden de los Dominicos u Orden de Santo Domingo desde el Siglo XIII;

QUINTO:
Que en la Constitución de República Dominicana no se hace mención del nombre de la nación, el nombre de la Patria, puesto que “Dominicana” es un adjetivo o “gentilicio irregular” que nos identifica regionalmente (no nacionalmente) como habitantes de la Isla de Santo Domingo;

SEXTO:
Que si el nombre de la Nación fuese “Dominicana”, se escribiría “República de Dominicana”, como se escribe, por ejemplo, “República de Argentina” para la república argentina, “República de Panamá” para la república panameña y “República de China” para la república china.  Sustantivar la palabra Dominicana para convertirla en nombre de la Patria no es necesario, pues ya tenemos un nombre escogido por Juan Pablo Duarte: Quisqueya.

SEXTO:
El nombre de Quisqueya es válido y exclusivo para nombrar nuestro país, con todo derecho y orgullo, como lo fue el nombre de Haití que seleccionaron primero los dominicanos-franceses, sin importar su procedencia u origen.  Quisqueya es el vocablo escogido por Juan Pablo Duarte y otros patriotas que quedaron después de la Restauración y consta en el Himno Nacional.

SEPTIMO:
Que ya de hecho el Himno Nacional se refiere al “Quisqueyano”;

OCTAVO:
Que “Quisqueyano/a” sería el primer y exclusivo gentilicio (adjetivo) que utilizaría la persona que pertenece a Quisqueya, mientras que “dominicano” continuaría siendo una identidad regional porque la isla lleva el nombre de Santo Domingo, que compartimos en común con Haití.  Dominicano(a), como identidad, no es nombre propio y se confunde también con el gentilicio y denominativo de otras sociedades, como los habitantes de la Isla Dominica y los misioneros y monjas de la Orden de Santo Domingo;

NOVENO:
Que por honor a Duarte y a los miembros de la Sociedad Secreta “La Trinitaria” que él fundara, se debe mantener la denominación del Estado como “República Dominicana”, porque esa denominación es correcta.


PROPONEMOS:

PRIMERO Y UNICO:
Que se añada el nombre de "QUISQUEYA”, después que se menciona “REPÚBLICA DOMINICANA” en la Constitución de la República, para que se lea:
"REPÚBLICA DOMINICANA DE QUISQUEYA" o, simplemente Quisqueya.


Hoy, 24 de abril, 2008
Cosme Ezequiel Pérez Guillén, Cédula No. 001-1884888-6
Cosmeperez45@hotmail.com
www.quisqueya.name
PUBLICACIONES Y FECHA
www.emailexpress.com.do
Octubre 27, 2008

Enviado el
5 de diciembre, 2008
a:
Dr. Leonel Fernandez Reyna
y al
Dr. Rafael Alburquerque
Presidente y Vicepresidente respectivamente de Rep. Dom.
PARA HACERSE MIEMBRO, PULSE AQUI
OBSERVACIONES:
No nos parece tarde que se incluya esta pieza en las discusiones actuales sobre la reforma constitucional, pero de no poder ser así, irla sometiendo a una especie de plebiscito, donde el pueblo sea el que decida su inclusión.

Una vez conseguida esa adición (no cambio), se inicie una campaña sistemática de educación en la que todos los textos nuevos sobre el país, lleven el nombre de “Quisqueya”, añadiéndosele o reemplazando al de “República Dominicana”, sin que esto sea motivo de polémica de fondo.

ADEMÁS:
1.Exigir a todas las instituciones del Estado, las soberanas, autónomas e independientes, a que en una fecha límite incluyan la nueva versión constitucional en todos sus documentos.

2.Que se haga saber mundialmente que hay un país llamado “QUISQUEYA”, cuyos ciudadanos utilizan indistintamente el gentilicio exclusivo de “quisqueyanos”, con derecho de utilizar otros nombres y adjetivos regionales y culturales comunes a otras comunidades, como el de “dominicanos” , "americanos", "hispanoamericanos", "latinos", "isleños" "antillanos", "caribeños", "terrícolas" y "humanos". 


3.Lograr que las academias de la Lengua Española acepten el nombre de “Quisqueya” con su definición apropiada y la de su gentilicio “quisqueyano/a/s”.

4.Que se le requiera al gobierno de los Estados Unidos de América o/y a su agencia, el Instituto Cartográfico Americano (U.S. Board on Geographic Names), que cesen de utilizar el nombre de Hispaniola en la geografía, mapas y literatura concerniente a la isla de Santo Domingo, a menos que se refieran a su pasado histórico-geográfico. 

5.De igual manera, informar a todas las instituciones nacionales e internacionales sobre el uso del nombre oficial de la Nación (QUISQUEYA) y del nombre legal de la isla: ISLA DE SANTO DOMINGO.

6.Requerir al gobierno y pueblo haitiano a que utilice e incluya el nombre de Santo Domingo (Saint Domingue) en la constitución de su país, para que de esa forma honre los tratados bilaterales con la Republica Dominicana de Quisqueya.

7.Las investigaciones hechas por nosotros hasta ahora son limitadas por razones de tiempo y por no haberse presentado antes una proposición como ésta.  Estamos recopilando datos y razones para lograr el objetivo de esta campaña en las páginas cibernéticas del sitio: http://www.quisqueya.name y recibiendo contribuciones al correo electrónico: cosmeperez45@hotmail.com.

8.Toda colaboración será tratada confidencialmente y se publicarán aquellas que sirvan de apoyo al programa y sean autorizadas por sus autores.  Para poder entrar a la página de discusiones deberá inscribirse como miembro de el MOVIMIENTO PATRIOTICO QUISQUEYANO para obtener el código de acceso.

9.Los recursos para esta campaña son exclusivamente los de cada quien y de cada institución que se una a la misma.  Todos los mencionados en este comunicado pueden hacerla suya.

Existen tantas cosas positivas en lo que estamos planteando, que posponer esta campaña para que otras generaciones sean las que la inicien, sería un crimen y un atraso imperdonable, que tendrían en cuenta los que hoy nacen y crecen en nuestro terruño.   

Esto no es, de ninguna manera, un soborno a nadie en particular, ni al pueblo en general.  Es lo que nosotros mismos sentimos, si no hacemos todo lo que esté a nuestro alcance por llevar este sueno de Duarte que nos ha quitado el sueño desde que se nos presentó en nuestra conciencia y conocimiento.

A nuestros amigos, que nos conocen, Rafaelito Alburquerque, Miguel Andújar, Juan Daniel Balcácer, los sociólogos de la primera y segunda promoción en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (1963-1964).  A los que nos conocieron en Nueva York dirigiendo la Seccional del PRD durante los años 1966-1973.  A los que conocen nuestra trayectoria política y social, desde la Guerra Constitucionalista hasta nuestros días.  A Don Mario Read Vittini que con entusiasmo y curiosidad ha estado enterado de esta campaña, alentándonos a que la continuemos sin detenernos.  A todos los que nos han escrito alegrándose de esta noticia.  En fin, en memoria de todos los quisqueyanos que han honrado a su tierra, desde Guaroa, que prefirio morir libre a ser esclavo de los conquistadores, hasta nuestro amigo, compañero y líder, Profesor Juan Bosch (que aunque no pudo encontrar que era lo que faltaba, fue fundador del PRD y del PLD para "completar la obra de Duarte"), dedicamos todo nuestro esfuerzo, hasta verlo hecho realidad en nuestra Patria.


Cosme E. Pérez
Cosmeperez45@hotmail.com

http://www.quisqueya.name
c/o Casa Hispana
P. O. Box 990592
Naples, FL 34116
Fax 239-263-2272
(Esto fue escrito antes de mayo, 2009 y revisado el 20 de marzo, 2015)

Friday, May 22, 2009
SECOND REQUEST, REVISED (US Mail, Return Receipt Requested)



No. Hcep00001
Randall Flynn
Executive Secretary Foreign Names
National Geospatial-Intelligence Agency Geographer
Office of Targeting and Transnational Issues (PR)
4600 Sangamore Road
Bethesda, MD 20816-5003



RE:  THE ISLAND OF “SANTO DOMINGO” (Letter No. Hcep00001)


August 22, 2008 (ORIGINAL DATE)



Dear Mr. Flynn:

Following your agency policy regarding the right that “any person or organization, public or private, may make inquiries or request the Board to render formal decisions on proposed new names, proposed name changes, or names that are in conflict", we would like to propose a change of a foreign name base on “names that are in conflict”.

The name in question is “HISPANIOLA”, used to name the Island of Santo Domingo, as it is legally stated in the Constitution of the Dominican Republic and in every international treaty regarding that island.

When Christopher Columbus baptized the island with the name of “La Española” and submitted this and other names (i.e. “Juana” for Cuba) to the Spanish Crown, it was rejected due to the fact that naming an island “La Española” would give her natives the adjective of “Spaniards”.  Spain named the island “Santo Domingo” in 1506 and through the first Royal Identification Card for the newborn of Spanish descendants in the island; the adjective of “Dominican” was created in 1621¹.  For this reason, the “Dominican” patriots used “Dominican Republic”, for she was part of the island of Santo Domingo, as opposed to “Haitian Republic”, for the reason that the Haitian government calls the island “Haiti” in its Constitution (to this day).  This, I believe is the "conflicting factor" that gave you the rihgth to chose the name of Hispaniola for the island.

Nonetheless, when Haiti signs treaties with the “Dominican Republic”, it accepts that the name of the island is Santo Domingo.

The name “La Española” and its Latin translation, “Hispanola”, have been used unofficially by many historians and writers, but for all legal international and bilateral treaties involving the island, the named accepted is “Island of Santo Domingo”.

We understand that only the owner of a property has the right to name it.  The Great Admiral Columbus didn’t have that right, nor any other person or institution, to register a name for the island, except for its owner or owners, regardless how they acquired ownership. 

The island had no owner before the discovery, because the natives didn’t care about ownership of the island.  They only protected the territories they occupied within the island.  When Columbus set foot it, he got confused with so many names gathered when he ordered to explore which name the natives used to identify the island.

The Old World countries (Kingdoms) took possession by force of the new discovered territories (America) and began to give them names.  This is the history of names given to the island of Santo Domingo, as it belonged to different owners:

1.  “HAITI” When explorer pointed to the mountains and ask natives how they call "this", they looked at the mountains and said "Haiti", since it was the word used to name a "mountain".

2.   "QUISQUEYA"  The Mayans used that term to identify the island where they came for produce and other goods. It was not a Taino term, reason why there were conflicting theories about the origin of this word.

2.  “LA ESPAÑOLA”, the name used to “baptize” it, not the legal name, because Columbus was not the owner, as he was an “agent” for the Castilian Crown; which rejected that name.

3.  “HISPANIOLA”, which was a translation into the Latin language by Peter Martyr (Hispaniola) and which was the name Spain was known around that time in Latin.  This name was and is currently used to identify the island, but it has never been officially named so, by the current owners of the island (Haiti and The Dominican Republic);

4. “SANTO DOMINGO”, since 1506 and in every international treaty;

5. “ǏLE SAINT DOMINGUE”, acquired by France from Spain in two different treaties³, one in 1697 (Ryswick)  and the other, the Basilea Treaty, ceding the Eastern part of the island in 1795, which later was given back to Spain in 1809 (part of the exchange was the territory of Louisiana, now a USA State);  France never took complete possession of the Eastern part of the island for reasons not relevant to this petition, but France kept the name of Santo Domingo for the island.

6.  “HAITI”, was illegally placed in the Haitian Constitution with the intention to invade and take ownership of the Eastern part of the island by the Hatian Government.  When there are two owners to a property, there must be a consensus as to how to name it and it is not valid or legal if unilaterally done so. 

The Haitian Monarchy invaded the Eastern part in February of. 1822 and put in practice its plan to unite the island under one nation as was the dream of its founders, except that the people occupying the Eastern part of the island refused to become hatian and kept their Dominican-Spaniard status, claiming that the name of the island was still Santo Domingo.

7. “SANTO DOMINGO”: Due to the above (6) conflict, the patriots seeking to overthrow the Haitian Regime and establish an independent and sovereign country, made a pledge to denominate their country “The Dominican Republic” forcing the Haitian government to sign a Treaty recognizing that the name of the island was Santo Domingo and not, Haiti;  Internal problems due to the barriers in language and culture disrupted the unity of “Dominicans” and “Haitians”, resulting in a split use of the island by two independent countries (The Republic of Haiti, still claiming in its constitucion that the name of the island was Haiti and the other nation without a name, but denominated Dominican Republic, to let Haiti know that the name of the island is Santo Domingo);

Haiti accepts the name of Santo Domingo for the island, at least in treaties with the Dominican Republic (1929), while illegally and malitiously maintaining the name of Haiti for the island in her constitution.

8.  “HISPANIOLA”: Again, this name came to surface due to the confusing situation during the consolidating period of Quisqueya (The Dominican Republic), between the years of 1844 and 1865.  In 1929 the United States of America agency for geographic name adopted “Hispaniola” in the mean time for its documents and spread this name all over the world in maps and international literature. 

Please note that by naming the island “Hispaniola”, the denomination of “Dominican Republic” is out of place, since it was such called, because of the name of the island.  Otherwise, the denomination would be that of “Hispanic Republic”.  Remember also, Haiti is not a Hispanic Republic.

Apparently, there are no agencies for geographic and historial name standarization either in The Dominican Republic or Haiti, except for a Constitutional Assembly and Constitutional Reform Team in the Dominican Republic dealing with constitutional issues, which may or may not deal with names in their agenda.

We began a campaign to give a proper name to the country only known by its denomination of state, “Dominican Republic”.  That name is “QUISQUEYA”, which at this time has nothing to do with my request to this agency to change the name of the island of “HISPANIOLA” for that of “SANTO DOMINGO”, although they are part of an overhauling process altogether.  This way, the other confusion about the name of the country on the Eastern part of the island, the name of its capital and the name of the island would also be cleared up.

Let Haiti be the republic (or kingdom, monarchy, etc.) that she wants to be within her geographical demarcation, with all her rights, while Quisqueya shares with Haiti the island of Santo Domingo occupying the Eastern part, as mutually agreed upon in the geographical demarcation in the last treaty between them regarding their frontier borders.

Once this case is taken into consideration by your agency, we will use your response to have both the Dominican (Quisqueyan, if our campaign is successful) and Haitian governments to make the necessary arrangements to request for the elimination of the name of Hispaniola for this purpose.

       Please take this as a formal request to the Board to discontinue using the name “Hispaniola” as the name for the Island of Santo Domingo. 

          If a different format is required to process this request, please provide same as soon as possible.

               The request is made by me personally, a US Citizen.

             In the meantime, please let me know if you need additional data and/or any personal assistance from me in this case.  I am at your complete and unconditional disposition to help clarify this mistake.




Thank you.


Cosme Ezequiel Perez
160 12th Ave NE
Naples, FL 34120
Tel. 239-455-7100
e-mail: cosmeperez45@hotmail.com

Promoter of the campaign "Quisqueya the true name of the Dominican Republic"
Copy to:
- Lou Yost, Executive Secretary
  U.S. Board on Geographic Names
  U.S. Geological Survey
  12201 Sunrise Valley Drive, MS 523
  Reston, Virginia 20192-0523

¹ On September 20, 1697 a deal under the Treaty of Ryswick (or Rijwijk) was signed, where Spain ceded the Western Part of the island of Santo Domingo to France.  The French had occupied this part since 1625 and brought thousands of slaves from Africa. 
(Revised 05/05/10)
(This letter is being revised in 2015, to be resent to the agency)

PRESENTACION
ESPECIAL
CONFERENCIAS DURANTE EL 2015 - 2016
"THE NAME OF THE ISLAND IS "SANTO DOMINGO", NOT "HISPANIOLA"
CELEBRACIÓN DEL 165 ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA
516 AÑOS DE HISTORIA DE QUISQUEYA
CONFERENCIAS
QUISQUEYA
ANECDOTAS Y HECHOS
DURANTE ESTADIA EN
SANTO DOMINGO Y PARTICIPACION
EN LA XII FERIA INTERNATIONAL
DEL LIBRO
QUISQUEYA
EL NOMBRE VERDADERO DE LA PATRIA DE UNA REPUBLICA DOMINICANA
INSTITUTO
DUARTIANO
HONREMOS NUESTRO
HIMNO NACIONAL
SALVEMOSLO
QUISQUEYA ES LA PATRIA
REVISTA
Q U I S Q U E Y A
PARA HONRAR A
JUAN PABLO DUARTE
El Movimiento Patriótico Quisqueyano (MPQ) invita a todos los quisqueyanos a cerrar filas en nuestro movimiento fundado oficialmente el 27 de febrero de este año, 2010 y cuyo propósito principal es legalizar, constitucionalmente, el nombre de Quisqueya para la República Dominicana, dando así un paso gigantesco para completar la obra de Juan Pablo Duarte. 
Una vez logrado ese paso, el movimiento se disuelve para dar paso a una organización política que se encargue entonces de programas encaminados a consolidar y afianzar, no solo la identidad nacional quisqueyana, sino también inculcar y difundir el ideal Duartiano en base a los principios que enumeramos a continuación:

LOS PRINCIPIOS QUISQUEYANOS:

GENERALES:
1.Una persona es Quisqueyana de nacionalidad si reúne las siguientes condiciones:
a.Es nacida en el terruño que ocupa Quisqueya en la Isla de Santo Domingo;
b.Posee un certificado de nacimiento legal que lo prueba;
c.Es reconocida legalmente por sus progenitores, padre y/o madre, al nacer;

2.Una persona puede ser Ciudadana Quisqueyana si reúne las siguientes  condiciones:
a.Haber cumplido la mayoría de edad y tener las cualidades anteriores (NO. 1);
b.Ser hijo o nieto de un Quisqueyano(a) y cumplir con el 2-a.;
c.Llenar los requisitos de ley y registrarse como tal oficialmente;

3.Una persona extranjera puede adquirir los derechos de la Ciudadanía Quisqueyana, si:
a.Ha residido legalmente por cinco años consecutivos en Quisqueya;
b.Llenar los requisitos de ley y registrarse como tal oficialmente;

4.Una persona extranjera puede ser Quisqueyana de manera Honoraria, si:
a.Contribuye positivamente al bienestar de la Patria Quisqueyana y de su pueblo;

5.Una persona puede ser considerada “Non-Grata” para Quisqueya, si:

a.Contribuye negativamente y hace daño a Quisqueya y su pueblo.

FUNDAMENTALES:
1.Una persona Quisqueyana profesa los siguientes principios:
       a.Fe: Cristiana, basada en el Amor al prójimo;
       b.Patriotismo: Inspirado por el ideario duartiano;
       c.La familia: Como la unidad sagrada de la sociedad;
       d.La Verdad: es relativa, pero surge espontánea, cuando existe libertad y justicia;
       e.Humanidad: Ofrecerse voluntariamente para socorrer al prójimo;

2.Una persona Quisqueyana procura los siguientes ideales:
       a.Prepararse para poder servir a su Patria y universalmente;
       b.Participar en organizaciones e instituciones que profesen los principios Quisqueyanos;
       c.Ser guardián de los principios e ideales Quisqueyanos;
       d.       Leer, escuchar y estudiar las ideas de grandes pensadores humanitarios y practicarlas.

PARA SER MIEMBRO DEL MOVIMIENTO PATRIOTICO QUISQUEYANO, UNA PERSONA TIENE QUE ACEPTAR LOS PRINCIPIOS E IDEALES QUISQUEYANOS FIRMANDO EL SIGUIENTE JURAMENTO:

“Juro ante Dios y ante el mundo que lucharé sin descanso hasta que la nación que idearon Duarte y los Trinitarios, a cuya república denominaron República Dominicana (para indicar y asegurar que el nombre de la isla fuese “Isla de Santo Domingo” y no “Isla de Haití”, como nos quiso imponer la vecina República de Haití) y  adquirir oficialmente el nombre de Quisqueya, como nombre de la Patria y Quisqueyana la identidad nacional de su Pueblo.”

Los miembros de MPQ no pagan cuota inicial, contribuyendo según las necesidades y su interés en el triunfo del proyecto, cuando lo ameriten las circunstancias.

Los miembros recibirán material organizativo e informaciones pertinentes después de ser verificada su identificación y se haya juramentado ante un miembro representante designado para cada caso, quien será el contacto permanente entre el MPQ y el nuevo miembro.

Los jóvenes que no hayan alcanzado la mayoría de edad y no posean cédula de identidad podrán inscribirse como parte de la juventud estudiantil, laboral o marginada en el MPQ, desde la edad de 13 años, con el consentimiento de sus padres o tutores, si los tienen.

Cada miembro del MPQ se convierte automáticamente en un embajador del proyecto Quisqueya, diseminando y propagando entre su área de influencia y otros lugares, el propósito fundamental del movimiento, que es el que se le otorgue a la Patria su nombre legal y constitucionalmente, de Quisqueya… República Dominicana de Quisqueya, lo cual nos dará el verdadero gentilicio e identidad nacional Quisqueyana.

El calificativo de “Dominicano” es aceptable entre los Quisqueyanos, porque es, no solo parte de nuestra historia colonial por ser el adjetivo que los Reyes de España dieron a los colonos desde el año 1621 y que como tales “Dominicanos” lucharon para defender su territorio y darnos una Patria libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera.  Continuaremos siendo “Dominicanos”, como un adjetivo irregular que le corresponde con más propiedad a los misioneros y monjas de la orden religiosa Católica de Santo Domingo (Orden de los Dominicos) y como gentilicio a los habitantes de la Isla de Dominica, y que aceptamos porque estamos en la Isla de Santo Domingo y nuestro Padre de la Patria, Juan Pablo Duarte la denominó República Dominicana, para contrarrestar el que fuera República Haitiana, como insistía la República de Haití, al querer imponer el nombre de "Isla de Haití" a la que compartimos.  Tan pronto Haití acepte que la isla se llama Santo Domingo, entonces podremos obviar el denominativo de Dominicana y simplemente llamar a nuestra nación República de Quisqueya, sin tener que eliminar la inscripción en nuestro Himno Nacional de "Republica Dominicana".

Nuestro proyecto no tiene tiempo límite, como movimiento, que no sea el alcanzar que el nombre de Quisqueya sea adoptado como nombre de la nación, de la Patria, constitucionalmente.

El MPQ formará tantas comisiones como sean necesarias para llevar adelante el proyecto y en todos los sectores y a todos los niveles profesionales, artísticos, educativos, laboral, estudiantil, campesinos, comerciales, industriales, políticos, religiosos, filatélicos, medios de información y publicitarios.  El Pueblo Quisqueyano será el ulterior vocero del MPQ para lograr este objetivo Quisqueyano.

Les podemos advertir que desde hace varios años, alguien o algunos intelectuales se dieron cuenta de la laguna existente con el nombre de la Patria, que a través de la Secretaría de Estado de las Fuerzas Armadas "SEFA" (Hoy ministerio), se han estado preparando las bases para cambiar el nombre de Quisqueya por el de “Dominicana” o “La Dominicana”, proyecto ese que ha tenido la anuencia de sectores oficiales y de instituciones privadas, que han logrado que el Gobierno Dominicano invierta millones de pesos repartidos entre los que ellos consideran los más destacados historiadores y escritores, para reescribir el “Compendio de Historia Dominicana”, de manera que apuntale hacia una versión de que Duarte y los Trinitarios lucharon por ese nombre.  Lo cierto es que ellos lucharon como “Dominicanos”, para que se reconociera el nombre de la Isla de Santo Domingo y no Isla de Haití, pero no le dejaron, no le permitieron continuar su obra Patria.  Muchos saben que es así, pero no quieren ponerse en contra de la corriente poderosa del dinero, o tienen otras prioridades.  Pero nosotros, solo tenemos una prioridad y es que la verdad, y, como nos dijo nuestro amigo Juan Daniel Balcácer conversando durante La Feria del Libro 2009, que conjeturar es permisible basado en hechos históricos, nosotros decimos que Duarte había oído la versión del himno escrito por Emilio Prud’homme y entonado por primera vez en el año de la muerte de Duarte, 1883, así que luego, como hacen los que van a morir, Duarte pidió que sus restos fueran sepultados mientras se entonara el Himno Nacional Quisqueyano.

Las estrofas del Himno Nacional, que gracias a una copia que nos envió Antinoe Fiallo de un original que le envió personalmente Don Emilio Prud’homme a su padre, cuentan por qué patria lucharon para restaurar la independencia no ya los “Dominicanos” anteriores a 1844, si no, los Quisqueyanos post independencia.  Ya no eran Dominicanos, eran Quisqueyanos valientes.  En el himno de Emiliano Tejera los que lucharon por la independencia de 1844 eran “Españoles”, así especifica su himno y estaba bien, porque eran ciudadanos de España que construían su propia Patria, ajena a los Reyes que hasta entonces ellos les eran leales.  Esa confusión y el hecho de haber echado afuera a Duarte, fue que trajo como consecuencia que Santana pudiera anexar la república a España de nuevo, 16 años después de su independencia y separación de Haití.
Nadie puede hablar de que el nombre de Quisqueya es inventado, que nunca existió, que no es Taíno, que procede de otros lugares.  La leyenda contada personalmente por Anacaona llegó a oídos españoles de su propia boca, no fue invento y si de ahí fue que nuestros patriotas escogieron el nombre para la Patria, como la nación vecina escogió, muy apropiadamente, el nombre de Haití, que dicen que sí es Taíno y que los nativos cuando llegó Colón lo referían al preguntárseles como llamaban a estas tierras, sin querer decir que los nativos tenían un mapa y le ponían nombre a la isla.  Ni siquiera los Cacicazgos tenían líneas divisorias hasta que los españoles se las pusieron.  Quisqueya existe como nombre como existe Dios.  Por unos autores que en el pasado se burlaron de su existencia, nosotros no vamos a borrar nuestro Himno Nacional, ni le vamos a borrar de la mente y del corazón ese nombre a un Pueblo que lo adora, se enorgullece y es digno de él.

En cuanto a la Isla de Santo Domingo, para que se acabe la confusión y se concluya una parte del ideario Duartiano, la República Dominicana de Quisqueya debe emplazar al gobierno de la República de Haití (y si es necesario considerarla “nación enemiga” como la sentenciaba la primera Constitución Dominicana de 1844) para que quite de su constitución el que el nombre de la isla es Haití, porque ofende los principios e ideales de nuestro Padre de la Patria que se opuso a que una nación que no era dueña de la isla, más bien fue una fuerza de ocupación, invasora, sin ningún derecho a cambiarle nombre ni al territorio, ni a parte de él, como no han tenido ese derecho otros países que ocupan territorios de pueblos libres e independientes.  El único nombre legal que ha tenido nuestra isla es el de “Santo Domingo”, por sus dueños legítimos (independientemente de la forma en que la adquirieron) que fueron España y Francia.  Luego de las independencias de Haití y Quisqueya, ellas, como naciones y dueñas legítimas de la isla, son las que tienen derecho de acordar un nombre para ella y por más de 165 años, ese acuerdo no se ha consumado, aunque en los tratados bilaterales Haití ha firmado que comparte la Isla de Santo Domingo.  Duarte espera.  Quisqueya espera.

En las páginas de http://www.quisqueya.name están las explicaciones del porqué la isla no puede ni debe tener otro nombre que no sea el de Santo Domingo.  El propio Tussaint Louverture proclamaba ser “Dominicaine” basado en su constitución de 1801, donde anunciaba la emancipación de los esclavos en toda la isla.  Esa constitución se conoce por el nombre de “Constitución de Saint Domingue”.  Los Dominicanos (“Dominicains”) de la parte occidental de la isla lograron su independencia en 1804 e inmediatamente le pusieron nombre a su Patria: Haití.  Nosotros no.  Hemos esperado ciento sesenta y seis años y contando, a pesar de que Juan Pablo Duarte anuncio que era Quisqueya en 1861.  Estados Unidos de América duró casi doce años para ponerle nombre a su nación, a su Patria.  Muchos la confunden todavía y le llaman “Estadounidenses", "gringos" o "norteamericanos" a los que en realidad son en verdad, nacionalmente, “Americanos”.  Sí, son “Americanos” de nacionalidad, nosotros y los demás habitantes del Continente que se llama América, somos americanos regionalmente, pero no tenemos un pasaportes que diga que nuestra nación, nuestra Patria se llama América, como la nombraron ellos.

Existen algunos países en que el nombre de la nación no existe o se sobreentiende.  Si a una nación no se le puede poner la preposición de pertenencia después de la denominación del Estado (república, reino, estado libre, etc.), entonces no tiene nombre de Patria, solo denominación del Estado.  Nuestra nación es una de ellas, pues no podemos decir República de Dominicana (aunque esa es la proposición, contraria a la nuestra,  que tiene el SEFA), porque en realidad y debería ser legítimamente, República de Quisqueya.

¡VIVA QUISQUEYA!¡VIVA LA REPUBLICA DOMINICANA DE QUISQUEYA!
Cosme Ezequiel Pérez Guillén, 26 de enero, 2010 (sin corregir)
Naples, Florida, Estados Unidos de América

A MI PATRIA QUERIDA
-Frayla Esther
UISQUEYA
UISQUEYA
MOVIMIENTO PATRIÓTICO QUISQUEYANO
HAITI